Metas para lo que queda del año

En unos días nomas estaremos llegando exactamente a la mitad del 2013. ¡Que rápido se pasa el tiempo! Los días vuelan y parece como si se nos escaparan de las manos. En un abrir y cerrar de ojos estaremos dando la bienvenida al 2014, haciendo nuevamente las mismas promesas y resoluciones… seguramente el que viene será el año en el que cumpliremos todo lo que venimos relegando año tras año.

 
De lo que quería hablar en esta oportunidad es de las resoluciones de principio de año. Si hiciste algunas y las estás cumpliendo, felicitaciones por tu compromiso! Si las hiciste y te olvidaste de ellas al mes, muy probablemente hoy ni siquiera te acuerdes cuales eran y, si todavía te acordás muy probablemente te de vergüenza que esté por pasar medio año y no hayas hecho nada aún. También solemos bajar nuestras expectativas de lo que en realidad queríamos y conformarnos con lo poco que podemos hacer…
 

 

 
Pero ánimo, no sos ni mejor ni peor que cualquiera porque esto haya ocurrido y a cerca del 80% de la gente le ocurre lo mismo. La buena noticia es que todavía no es demasiado tarde para cumplir lo que nos planteamos a principio de año, esperanzados con nuestros deseo más profundos viendo los fuegos artificiales entre brindis de copas de sidra. Esos tiempos quedaron atrás, el verano se fue y ahora el crudo inviernos nos avisa sutilmente que ya “el tiempo pasa y nos vamos poniendo viejos”.  La vida es una sola y está para vivirla como realmente nos gustaría. No hay que esperar el momento adecuado, podemos tomar un momento y volverlo el adecuado.
Alguien alguna vez dijo:
 
“Siembra un pensamiento y cosecharás un acto, siembra un acto y cosecharás un hábito, siembra un hábito y cosecharás una costumbre, siembra una costumbre y cosecharás un destino”.
 
Sembrar pensamientos es relativamente fácil: “tengo que dejar esta vida sedentaria para estar más sano”, “si ahorrara más dinero me podría ir de vacaciones al lugar que siempre he soñado”, “tengo que comer menos para bajar de peso”. Lo hacemos constante e involuntariamente, nuestra cabeza carbura todo el tiempo, incluso más de lo necesario muchas veces. Lo realmente difícil es sembrar el acto y hacerlo sistemáticamente hasta convertirlo un hábito. Es fácil no hacer lo que estamos pensando y después ponernos excusas por ello: “trabajo mucho, estoy muy cansado para hacer deporte, cuando tengo menos trabajo y ocupaciones empiezo”, “con esta economía no se puede ahorrar nada, los precios suben todos los días, la moneda se desvaloriza, ni siquiera llego a fín de mes”, “es que el chocolate/asado/comida chatarra es mi perdición”. 

 

 
Las excusas son relatos, historias que nos inventamos para justificar que no tenemos el compromiso de hacer lo que prometemos. Las excusas existen para la gente que las necesita. 
 
Pero no todo es tan fácil como soplar y hacer botellas, asi que aca van algunas tips para empezar.


ESPECIFICIDAD
 
Al armar las metas se lo más específico posible. Lo que no se mide no se puede seguir ni mejor. Cada meta tiene que responder estas seis preguntas: QUE, QUIEN, COMO, CUANDO, DONDE, POR QUÉ o PARA QUE. Este es el método 5W1H por sus siglas en inglés. Por ejemplo la meta “hacer más deporte” no es muy específica. No nos dice nada de cómo la vamos a lograr. En cambio si lo pensamos la siguiente manera:
 
HACER MAS DEPORTE
Por qué / Para Qué?: Para sentirme más sano y saludable, sentirme con más energía / Correr una maraton de 10 K en Octubre.
Qué deporte: Correr.
Quién: ir solo o con un grupo de amigos, pero si no encuentro a nadie, ir solo
Dónde: En los bosques de Palermo.
Cómo: Ir al menos 3 veces por semana, empezando con caminatas de media hora, hasta poder correr 3 vueltas seguidas al parque.
Cuando: Los domingos, martes y jueves a la salida del trabajo.
 
Si tenemos una meta muy grande al final del camino, es muy probable que nos cansemos con solo pensarlo. Una forma más fácil es descomponer la meta en pequeños logros menos para poder ir motivandonos nosotros mismos con estos logros.
 
Por ejemplo si nuestra gran meta es juntar $ 2500 para comprarnos algo lindo a fín de año, podemos descomponer los próximos 6 meses en 24 semanas, y pensando en juntar $ 105 a la semana, el domingo poner ese dinero en un una pequeña alcancía. La satisfacción de ir colocando el dinero nos motivará para seguir haciendolo día tras día, semana a semana, hasta que lleguemos a la meta.
 
Cuando hayas armado el plan para todas las metas, fijate si realmente vas a tener el tiempo de hacer todo. De nada sirve sobrecargarnos al principio de actividades si después no lo vamos a poder sostener. Esto solamente nos frustrará más y más. Lo más importante es que seas honesto con vos mismo y que priorices que cosas son más importantes para hacer, en vez de comenzar todo a la vez y terminar peor de como habíamos empezado. Recordá que lo imposible solamente toma un poco más de tiempo.
 
 
 
COSECHA UN ACTO
 
Confucio decía “Si ya sabés lo que tienes que hacer y no lo haces, entonces estás peor que antes”. Una vez hecho el plan se clarifican nuestras ideas de cómo proceder, pero no te creas todavía que has avanzado mucho. Este es el primer paso, que es muy importante, pero también serán más importantes los pasos que des a continuación. El paso más importante es en el que estés en ese momento.
 
Conocernos y saber como funcionamos es importante para identificar en que momento hacer las cosas. Algunas personas recomiendan hacer tu proyecto más grande como primera cosa en la mañana, para que te encuentres con más energía para poder desarrollarlo mejor y puedas seguir con tu rutina durante el día. A mi me funciona tenerlo en mente durante el día y desarrollarlo en la noche que es el momento en que mi mente funciona mejor. Cada uno es distinto , fijate que es lo que mejor te funciona a vos.
 
 
“SI QUERES ALGO QUE NUNCA TUVISTE ENTONCES TENDRAS QUE HACER ALGO QUE NUNCA HAYAS HECHO” 
 
 
Fracaso
 
Muchas veces es frustrante que las cosas no salga de acuerdo a lo planeado. Lamentablemente existen variables que no dependen de nosotros y no podemos manejar. Es importante tener en ocasiones un plan B o saber improvisar una salida distinta, pero lo más importante es no dejarnos vencer ante los obstáculos. Recordá que siempre se puede volver a empezar, encontrá cual es la forma que mejor te funciona a vos para hacer las cosas que te planteaste en un principio, no hay una sola receta. Si algo no te funciona, quizás probandolo de otra manera te de un resultado diferente. El fracaso no es lo importante, sino como salís de él.
 
 
COSECHA UN HABITO
 
El hábito es la repetición de una acción hasta que esta se vuelve automática. Para que esto pase un ser humano necesita repetir lo mismo alrededor de 10.000 veces, pero cada uno es diferente, para algunos será cuestión de un par de repeticiones, otros necesitarán el doble. 
 
Como dije antes, de nada sirve empezar con todo a la vez y después de una semana de gran esfuerzo, sentirnos cansados y volver a donde estábamos, incluso peor que antes, porque ahora no solo sabemos lo que queríamos, lo intentamos todo, pero no hemos podido conseguirlo. Si vas incorporando un hábito al mes, de aca a fin de año, tendrás 6 hábitos nuevos para darle la bienvenida al 2014. 
 
Te propongo que te tomes lo que queda de Junio para encontrar el papel donde escribiste tus promesas para el 2013, o para armar un listado nuevo, lo que sea más factible… Armes las metas que tenés lo más específicamente posible y decidas en que mes vas a comenzar con cada una de ellas. Quizás te convenga empezar por las más fáciles e ir hacia las más difíciles o empezar por la más difícil de todas, para luego ir yendo por lo más fácil. Cada uno tiene su forma personal que mejor le funciona y no hay resultados garantizados. Por lo pronto, yo doy por inaugurado este blog antes de que comience la segunda mitad del año. 
Espero que te haya sido útil y tengas todo el éxito del mundo con esto!
Vamos por más!
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *